Paola Espitia

El trabajo de educar es enseñar una lección un día; pero si puedes enseñar creando curiosidad, el aprendizaje será más fructífero y provechoso para toda la vida, el buen maestro es como un buen actor, primero debe captar la atención de la audiencia y entonces puede enseñar.