Carol Largo

Ser docente, es vivir brindando amor, alegría, esperanza y sabiduría, es tener vocación y guiar a nuestros estudiantes por un muy buen camino.

No olvides que aprender una lengua extranjera nos ayudará a conocer y visualizar mucho más el mundo en el que vivimos, no dejemos que nuestros niños dejen de estudiar y aprender.

En cada momento de nuestra vida debemos buscar un espacio para aprender, escuchar, razonar y estar en armonía con el universo. Somos creadores de nuestros propios sueños y responsables de que estos nos conduzcan por el camino de la felicidad.