Carlos Andres Cruz

Cuando despertó, el dinosaurio aún estaba allí. 

Augusto Monterroso